Conmemoran segundo aniversario de reconocimiento de Caral como patrimonio mundial

Fuente: https://andina.pe/agencia/noticia-conmemoran-segundo-aniversario-reconocimiento-caral-como-patrimonio-mundial-367321.aspx

Con una serie de actividades que se realizaron en las ciudades de Lima y Barranca, el pasado 30 de junio se conmemoró el segundo aniversario del reconocimiento de la Ciudad Sagrada de Caral como Patrimonio Mundial, por parte de la Unesco.

En el centro de recepción de la Ciudad Sagrada  de Caral, en Barranca, se reunieron los arqueólogos y trabajadores, entre técnicos de excavación y conservación, que laboran en el Proyecto Especial Arqueológico Caral-Supe (PEACS), para rememorar estos 17 años de trabajo realizados bajo la conducción de Ruth Shady Solís.

Durante la celebración, los arqueólogos y trabajadores de los sitios arqueológicos que conforman la civilización Caral brindaron sentidos testimonios y compartieron los momentos más emotivos de su experiencia laboral en Caral.

En la ciudad de Lima, este aniversario se celebró con una conferencia brindada por la encargada del proyecto de Caral, Ruth Shady en la Universidad Norbert Wiener, bajo el título “Caral, 5000 años de historia. La civilización más antigua de América”.

Así mismo, se montó una exposición museográfica,  realizada del 27 de junio al 2 de julio, a través de la cual el público pudo conocer la organización social, política y económica  de la civilización Caral.

En Barranca, las autoridades y representantes del municipio provincial y los municipios distritales, así como de las instituciones educativas, civiles y empresariales realizaron una ceremonia de reconocimiento en la Plaza de Armas.

Durante el evento, se destacó el denodado esfuerzo de Shady Solís y del equipo de trabajadores del PEACS durante estos 17 años, para poner en valor la Ciudad Sagrada de Caral y lograr su reconocimiento como Patrimonio Mundial.

Asimismo, se resaltó las labores realizadas por el PEACS para gestionar y promover proyectos para el desarrollo integral y sostenible de las poblaciones de entorno. 
Remembranzas de un reconocimiento mundial.

El 28 de junio de 2009, durante la 33º Sesión del Comité de Patrimonio Mundial realizada en Sevilla (España), se aprobó la inclusión de la Ciudad Sagrada de Caral en la prestigiosa Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Dos días después, el 30 de junio, los representantes de los 21 Estados, que son votantes del Comité del Patrimonio Mundial, reconocieron por unanimidad los valores universales excepcionales de la Ciudad Sagrada de Caral, y certificaron su inscripción a la Lista.

El Comité señaló que en la Ciudad Sagrada de Caral se cumplían los principios de integridad y autenticidad en la conservación de los monumentos, y que el sistema de gestión implementado por el PEACS era adecuado.

Asimismo, reconoció que las regulaciones son pertinentes y que el país cuenta con el marco legal que garantiza la preservación del sitio arqueológico. Este reconocimiento implicó también que su preservación y conservación pasaban a ser responsabilidad del Estado y de todos los peruanos.

En adelante, si la Ciudad Sagrada de Caral pierde alguna de las características que han determinado su inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial, podría ser retirada de la misma.

Algunos aspectos que podrían hacer peligrar la designación obtenida por la Ciudad Sagrada de Caral son la carencia de políticas culturales de protección y defensa del patrimonio cultural; la actividad turística desenfrenada; las invasiones y crecimiento urbano desordenado que afecten al sitio y a su paisaje cultural.

La Ciudad Sagrada de Caral fue ocupada alrededor del año 3,000 A.C., adelantándose largamente a la civilización Olmeca, que se desarrolló 1,500 años después (en lo que hoy es México).

Esta cronología ubica a Caral en el contexto de las otras grandes cunas de la civilización como Mesopotamia o Egipto, aún cuando careció del intercambio cultural que se dio entre estas y otras culturas del Viejo Continente.

(FIN) NDP/LIT

Publicado: 5/7/2011

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *